Preservación de la fertilidad

 
 
Fecundar - preservacion-fertilidad
Los embriones, u óvulos ya fecundados por un espermatozoide, se almacenan a bajas temperaturas para usarlos en el futuro.

La vitrificación es el proceso mediante el cual se enfría las células rápidamente, evitando que el agua al interior del embrión se transforme en hielo, sino en una forma de gel que conserva las células sin dañarlas, permitiendo una mejor implantación en el útero.

Al mejorar la implantación, se puede transferir menos embriones sin mermar la efectividad y reduciendo el riesgo de embarazos múltiples. Este es un procedimiento muy útil para aquellas mujeres con pólipos endometriales o que van a recibir algún tratamiento médico como quimioterapia o radioterapia que afecte su fertilidad; o simplemente si quiere retrasarla. Los embriones son vitrificados y mantenidos hasta el momento indicado.

Indicaciones: Se pueden transferir los embriones seleccionados o vitrificarse todos o en parte para un uso posterior, de acuerdo con las necesidades y condiciones de salud de las pacientes.

¿Quiénes son candidatos para optar por la vitrificación?

Las mujeres que deseen conservar sus embriones para embarazarse en el futuro, bien sea porque quieren aplazar la maternidad o porque no han podido quedar en embarazo y es su mejor opción de acuerdo a sus condiciones específicas de salud y de estilo de vida.